Novedades

LOS FÁRMACOS UTILIZADOS EN PATOLOGÍA DUAL CARECEN DE AVAL CIENTÍFICO

08/03/2016 | El único fármaco que cuenta con cierta evidencia sobre su utilidad en el control de los síntomas psicóticos y el consumo de cannabis es la clozapina.
Existe una falta de evidencia sobre los fármacos óptimos que se dispensan para la patología dual por psicosis y consumo de cannabis, según han expuesto Luis San, director de Salud Mental del Parque Sanitario de la Orden de San Juan de Dios, en Barcelona, e Iñaki Zorrilla, adjunto del Hospital Universitario Araba (HUA), en la XXIV edición del Curso de Actualización en Psiquiatría, que se ha celebrado en Vitoria.


Zorrilla subrayó que estos pacientes tienen una “peor adherencia a los tratamientos y existe en el campo de la salud mental un interés en profundizar en el conocimiento de los tratamientos farmacológicos que pueden ser más óptimos para su abordaje terapéutico. La realidad es que existe una falta de evidencia a la hora de hacer recomendaciones en torno a qué antipsicóticos o qué abordajes farmacológicos pueden obtener mejores resultados, salvo la clozapina, de la que sí hay cierta evidencia en lo que respecta al control de los síntomas psicóticos y sobre los síntomas del consumo de cannabis”, resumió el especialista en psiquiatría.

Por su parte, Sanz destacó “la necesidad de profundizar y avanzar en la investigación” en torno a los abordajes farmacológicos en estos pacientes duales porque “va a marcar la diferencia de si van a ser capaces o no de mejorar su adherencia a los tratamientos, favoreciendo que disminuya el consumo del cannabis y mejoren los resultados clínicos y de funcionalidad”.

“Cuando mezclas estos dos conceptos tienes un problema desde el ámbito epidemiológico, clínico, terapéutico y psicológico”, afirmó. En este sentido, bajo la premisa de “profundizar y avanzar en la investigación”, destacó que alrededor de una treintena de expertos de toda España entre psiquiatras, psicólogos clínicos y farmacólogos, están trabajando en la elaboración de una guía de recomendación terapéutica para pacientes adultos sobre patología dual en la que se está recogiendo la evidencia que existe hasta el momento cuando está asociada a distintas sustancias y patologías mentales.


Polémica:
Ambos expertos también pusieron de manifiesto que “hoy en día existe una fuerte controversia en torno al cannabis y cualquier persona que lo fume no tiene por qué desarrollar una patología mental. Influyen factores genéticos y de tipo ambiental. La importancia del cannabis que es un factor de riesgo externo que puede evitar que una enfermedad mental se complique más o no en su debut para tener un episodio psicótico”, aseguraron.

En la mesa sobre patología dual también estuvieron presentes Adriana García-Alocén e Itxaso González-Ortega, ambas psicólogas de la Unidad de Investigación del HUA, que dieron a conocer un proyecto de investigación desarrollado en el hospital alavés sobre la psicoeducación y destacaron “la necesidad de incorporar” la psicoterapia en pacientes con baja adherencia a los tratamientos, “gracias a la evidencia que nos dice que evita que se produzca un empeoramiento en relación con el consumo de las sustancias”.


La promesa de los marcadores neuroinflamatorios:
Silvia Arostegui e Igor Orillos, profesores de Farmacología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), presentaron durante el XXIV Curso de Actualización en Psiquiatría los resultados preliminares de un estudio sobre marcadores neuroinflamatorios en depresión que se está desarrollando en la actualidad y en el que participan el Hospital Universitario Donostia, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) y el Departamento de Farmacología de la UPV/EHU.

El propósito del estudio es conocer la relación entre las neuroinflamaciones en la depresión y analizar si existe algún marcador en la depresión que arroje luz sobre el estado del paciente o incluso puedan utilizarse para predecir la respuesta al tratamiento antidepresivo.

En este sentido, los especialistas avanzaron a Diario Médico que “los resultados preliminares que hemos obtenido son del estado basal del paciente y demuestran, a priori, que algunos marcadores neuroinflamatorios están aumentados y pueden ser indicadores de la depresión, pero aún queda por analizar la progresión en estos pacientes”.



FUENTE: Diario Médico – España

  • Copyright 2011 / 2016 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel