Novedades

18 DE NOVIEMBRE DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

18/11/2015 | La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es más común de lo que uno cree. Suelen diagnosticarse menos casos de los que en realidad ocurren. Se considera que en Argentina del 6 al 8% de la población que fuma está afectada y la incidencia sigue en aumento.


En el Día Mundial de la EPOC se intenta promover en todo el mundo una más profunda comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes. El lema de este año es "No es demasiado tarde".

El Día Mundial, organizado por la Iniciativa Mundial contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD), se acompaña de una serie actividades a cargo de profesionales de la salud y grupos de pacientes de todo el mundo.

Según los cálculos de la OMS correspondientes a 2004, hay 64 millones de enfermos de EPOC. La OMS prevé que para 2030 esta dolencia se habrá erigido en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.

Cómo se presenta
Hay dos formas de presentación:

La bronquitis crónica, que se caracteriza por gran cantidad de secreciones mucosas en las vías respiratorias principales (tráquea y bronquios).

El enfisema pulmonar, que se caracteriza por la destrucción de los alveolos pulmonares (que es el lugar en donde se lleva a cabo el pasaje del oxígeno a la sangre).

Síntomas
Principales síntomas de las personas que padecen EPOC

Tos con producción de abundante moco.
Fatiga, que aparece o empeora con la actividad física.
infecciones respiratorias frecuentes
Respiración ruidosa.

Causas

La causa principal de la EPOC es el tabaquismo. Cuanto más fuma una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollar bronquitis crónica y enfisema pulmonar. La persona no fumadora pero que convive con un fumador también se puede ver afectado por ello, al igual que la contaminación del aire, las infecciones y las alergias.
En muy raras ocasiones, las personas que no fuman y carecen de una enzima llamada alfa-1-antitripsina, pueden desarrollar enfisema.

Cómo detectarla

El mejor examen para detectar la EPOC es una prueba de la función pulmonar llamada espirometría, es un examen muy sencillo en el que mediante una respiración en un aparato puede medirse la capacidad pulmonar.

Por otro lado, en una radiografía de tórax se pueden ver signos que pueden advertir al médico la presencia de enfisema pulmonar.

Lo que usted puede hacer si tiene EPOC

En cuanto al tratamiento, no hay cura para la EPOC, pero se pueden hacer muchas cosas para aliviar los síntomas y evitar que empeore.

El primero objetivo es dejar de fumar, ya que de esa manera se evita que el daño pulmonar empeore.

Existen medicamentos que ayudan a mantener el flujo de aire por los bronquios que son los broncodilatadores.

Debe realizarse una consulta en forma precoz por aquellas infecciones respiratorias, para la prescripción de antibióticos.

Algunos pacientes (los más comprometidos) requieren soporte respiratorio con oxígeno que se administra con diversos aparatos como ser los concentradores de oxígeno o los de ventilación no invasiva.

Hay casos particulares que pueden beneficiarse con cirugía, procedimiento mediante el cual se extirpa parte del pulmón enfermo.
La rehabilitación pulmonar, si bien tampoco cura la enfermedad, le enseña al paciente a respirar de una manera diferente y lo ayuda a mantenerse activo.

Algunos casos muy graves son pasibles de transplante pulmonar.
Pero como en todas las enfermedades es mejor prevenir que curar, lo más eficaz es cortar con el hábito tabáquico que, por lejos, es la principal causa de esta enfermedad.

Existen eficaces métodos de ayuda para aquellos fumadores que deseen hacerlo y tienen dificultades para lograrlo.

También es importante evitar los contaminantes del aire que respiramos, ya sean estos industriales, de la combustión de automotores o del los espacios viciados con humo de tabaco ambiental.


FUENTE: Mirada Profesional.

  • Copyright 2011 / 2017 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel