Novedades

EL PRECIO DE LOS MEDICAMENTOS: PESE A LA NUEVA SUBA LOS VALORES ESTÁN LEJOS DE LA INFLACIÓN REAL

06/11/2015 | El gobierno nacional autorizó la suba del 3 por ciento para los fármacos que se comercializan en el país. El acumulado del año no alcanza el 15 por ciento, casi la mitad de la inflación real proyectada por el propio INDEC. Además, las paritarias de los trabajadores del área promediaron el 32 por ciento, y falta cerrar la de visitadores médicos, que reclaman una suba del 38 por ciento.


En medio de una campaña electoral que tiene a la economía como uno de los ejes, el gobierno nacional acaba de autorizar una nueva suba del precio de los medicamentos. El incremento alcanza el 3 por ciento, y el acumulado del año ya llega al 14,8 por ciento. La noticia fue recibida por el sector farmacéutico con alivio, pero sin demasiado entusiasmo. Es que desde la industria y el resto de los integrantes de la cadena de comercialización de los fármacos marcan que la suba no alcanza la inflación oficial, que desde hace varios años incluso duplican la suba de los valores. En este contexto, las farmacias profundizan el proceso de desfinanciación.

Según la disposición de la Secretaria de Comercio Interior, los medicamentos subirán a partir de esta semana un 3 por ciento. De este modo, los valores de los remedios ya suman a lo largo de 2015 un incremento del 14,8 por ciento. El primer movimiento se había dado durante el primer semestre de este año, cuando desde la dependencia que comanda Augusto Costa le dio el visto bueno para que los precios crecieran un 5,6 por ciento.

La medida no logra disipar la preocupación de la industria farmacéutica, que asegura que el aumento “trae alivio pero es insuficiente”. Entre los laboratorios alegan que el aumento del 33 por ciento de las paritarias de los trabajadores de la sanidad debió ser absorbido sin movimiento de precios de los fármacos. Además, todavía no se cerró la negociación salarial con los visitadores médicos, un gremio que históricamente tiene subas superiores al promedio. En este sentido, la Asociación de Agentes de propaganda Médica (AAPM) viene desarrollando un plan de lucha para acordar el nuevo aumento salarial, que piden no sea inferior al 35 por ciento.

Además, las proyecciones inflacionarias no acompañan al sector. La inflación real estará entre el 22 y el 25 por ciento, según las proyecciones privadas, que recogió en su edición de hoy el diario La Nación. Esto deja a los medicamentos muy por debajo de ese índice. “(El aumento) Está bien y todo es bienvenido, pero si tomamos en cuenta la inflación y las subas salariales llegamos a la conclusión de que de poco nos sirven los aumentos logrados. La industria viene muy retrasada con los precios”, dijo una fuente del sector al diario el Cronista Comercial.

De acuerdo con un informe de M&S Consultores que circula entre las empresas farmacéuticas, desde 2003 hasta 2014 los medicamentos fueron uno de los rubros de la canasta básica, junto con servicios públicos como la luz y el transporte, que menos subieron de precio, con un ajuste acumulado del 244 por ciento. En el mismo período, los alimentos y bebidas aumentaron, en promedio, más del 900 por ciento, mientras que el costo general de la canasta creció un 668 por ciento (La Nación).

En este panorama, lo que sostiene en parte el mercado es la suba de la venta en volumen. Según las estimaciones de la industria, la venta de medicamentos creció a septiembre pasado cerca de un 6 por ciento en cantidad de unidades. Son, según explican quienes siguen de cerca el sector, “entre tres y cuatro puntos más de lo que suelen crecer las ventas en un año normal”. Pero el mayor volumen no llega a compensar los atrasos en los precios, mucho menos en las farmacias.

Por último, luego del aumento los laboratorios tienen una tarea pendiente: un acuerdo con el gobieno saliente para un nuevo incremento antes del recambio de autoridades, aunque consideran poco probable esto, por lo que ya se anotan ara charlarlo con quien asuma en la Casa Rosada el 10 de diciembre próximo. "Lo único que lograremos es seguir retrasando los precios respecto de la inflación", se lamentó un empresario nacional.

Según cifras que maneja el sector, las negociaciones que debe llevar adelante con el Gobierno desde hace ya varios años para monitorear el valor de los remedios les provocó una pérdida del 95 por ciento respecto de la inflación medida por las consultoras privadas.


FUENTE: Mirada Profesional

  • Copyright 2011 / 2016 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel