Novedades

LA OMS ALERTA QUE ENFERMEDADES COMUNES PUEDEN VOLVER A MATAR.

10/06/2015 | Según la Organización Mundial para la Salud, la automedicación, no completar los tratamientos y el mal empleo de los antibióticos en hombres y en animales para consumo, está creando peligrosas bacterias resistentes.

Infecciones que en las últimas décadas dejaron de ser peligrosas gracias a los antibióticos podrían empezar a matar nuevamente por el aumento de las bacterias resistentes a estos fármacos, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una evaluación mundial basada en datos aportados por 133 países revela que esta problemática ya se ha convertido en una de las mayores amenazas para la salud global y que ignorarla sería «catastrófico».

La OMS asegura que el mundo se dirige a «una era postantibióticos» en la que «enfermedades comunes y heridas menores tratables por décadas pueden empezar nuevamente a matar», dijo en una rueda de prensa el experto de la OMS Charles Penn.

Neumonía, sida y tuberculosis
Las patologías comunes a las que se refería Penn van desde la neumonía hasta el sida, pasando por la tuberculosis. Cada año, por ejemplo, se registran cientos de miles de nuevos casos de tuberculosis multiresistente que es imposible de tratar. Asimismo, existe el peligro de que se pierdan los beneficios de los avances médicos conseguidos mediante la quimioterapia o las cirugías mayores, agregó Penn.

El uso durante largo tiempo de los antibióticos y otros antimicrobianos genera naturalmente un proceso de resistencia, pero este se acelera cuando se utilizan de forma excesiva, inapropiada o cuando son de mala calidad. Uno de los principales problemas hallados es que la venta de antibióticos y otras medicinas antimicrobianas sin prescripción médica es habitual en muchos países, a lo que se suma la disponibilidad de medicamentos por internet.

«Hay personas que siguen pensando que los antibióticos funcionan para infecciones virales, lo que hace que los usen cuando no es necesario», señaló Penn. A esta situación contribuye que muchos países carezcan de directivas de tratamiento, lo que aumenta no sólo la automedicación, sino el mal uso o elección del antibiótico por parte de los médicos. Otro factor que incrementa la incidencia de la resistencia es el que el tratamiento no sea completado.
Además, «hay evidencias de que el uso excesivo (de antibióticos en animales para el consumo) puede llevar a la presencia de bacterias resistentes en animales y esto puede impactar en la aparición de resistencia a esos antibióticos en la población humana», comentó Penn.

  • Copyright 2011 / 2016 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel