Novedades

GRIPE y RESFRÍO, PARECIDO PERO DIFERENTE

27/05/2015 | Es habitual confundir gripe y resfrío, sin embargo, se trata de enfermedades distintas.
Mientras que la gripe es producida por el virus de la influenza, el resfrío puede ser causado por un conjunto de virus distintos, por bacterias o puede ser causado por alergias.

El resfrío se localiza fundamentalmente en ojos, nariz y garganta y la gripe es una enfermedad que afecta a todo el cuerpo produciendo dolor de músculos y articulaciones, dolor de cabeza y, en ocasiones, puede haber aumento de temperatura o fiebre.

En el caso de la gripe, uno los mejores métodos para prevenirla es la vacunación. Sin embargo, para el resfrío no existe una vacuna que lo prevenga. En este caso, es necesario implementar hábitos preventivos como evitar el contacto con personas enfermas y mantener la higiene de las manos, del hogar y los lugares comunes.


PREVENCIÓN - Hábitos preventivos

La gripe y el resfrío se transmiten al estar en contacto con personas infectadas. Se contagia a través de la saliva y la mucosidad que se elimina al toser o estornudar y que también se deposita en superficies u objetos.


ALGUNAS ACCIONES QUE PUEDEN AYUDAR A EVITAR EL CONTAGIO:

- Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón fundamentalmente al volver de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño.

- Cubrirse la boca con el ángulo interno del codo al toser o estornudar.

- Utilizar pañuelos de papel descartables y tirarlos a la basura inmediatamente después de usarlos.

- Ventilar los ambientes a diario.

- Evitar compartir toallas, cubiertos y vasos.

- Enseñar a los niños a lavarse las manos con agua y jabón en la escuela y el hogar.

- Utilizar ropa de abrigo en días de baja temperatura.

- Tener una alimentación nutritiva y saludable.

- Evitar estar en contacto con personas que tengan gripe.


VACUNA ANTIGRIPAL

Esta vacuna fue incorporada en 2011 por el Ministerio de Salud de la Nación en el calendario nacional de vacunación y su indicación principal está dirigida hacia los grupos de riesgo.


Se consideran grupos de riesgos:

- Mayores de 65 años.

- Niños (deben recibir doble dosis entre los 6 y 24 meses con un intervalo mínimo de cuatro semanas).

- Embarazadas (en cualquier momento de gestación) y mujeres en período de puerperio que no se la hayan aplicado durante el embarazo.

- Pacientes con enfermedades crónicas respiratorias (asma, EPOC, hipertensión pulmonar), cardíacas (insuficiencia cardíaca) y con inmunodeficiencia congénita o adquirida(VIH).

- Personas que hayan recibido un transplante o estén recibiendo tratamiento oncológico.

- Trabajadores del sistema de salud. Se sugiere aplicar la dosis anual de la vacuna antigripal durante el otoño ya que el cuerpo necesita un tiempo para desarrollar los anticuerpos necesarios para combatir el virus de la influenza.

También se aconseja la colocación a viajeros y turistas y a quienes convivan o estén en contacto estrecho con personas que integran los grupos de riesgo.


TRATAMIENTO

Cuando se presentan los primeros síntomas se aconseja descansar, hacer reposo y beber abundante líquido.
Si aparecen signos de fiebre es conveniente, fundamentalmente en niños pequeños, bajarla con baños de agua fría y la colocación de paños en la frente, axilas y en las ingles. Pero si la fiebre no baja, no te demores, consulta al médico.

Recordemos que el aumento de la temperatura es un mecanismo defensivo de nuestro cuerpo que tiene la función de combatir los microorganismos causantes de la enfermedad.


USO RESPONSABLE DE MEDICAMENTOS

Existen medicamentos que no curan la gripe ni el resfrío pero que ayudan a aliviar sus síntomas (dolor de cabeza, garganta y muscular y congestión nasal, entre otros).
Estos fármacos se pueden comprar con el asesoramiento del farmacéutico sin necesidad de tener la receta, por eso se los llama de venta libre.

Aunque, en un primer momento, adquirirlos directamente en la farmacia pueda resultar una ventaja, es muy importante evitar la automedicación irresponsable. Se recuerda que, si persiste el malestar, hay que consultar al médico.

“Los medicamentos seguros y autorizados por la ANMAT se venden en la farmacia. Cualquier otro canal, inclusive internet, está prohibido ya que puede ser riesgoso para nuestra salud”.


ANTIBIÓTICOS

La gripe y el resfrío no se combaten con antibióticos ya que no combaten los virus. Por lo tanto, en estos casos, consumirlos no mejora nuestra salud ni evita el contagio a otras personas. Y Además, nos genera un gasto de dinero innecesario.

Este tipo de medicamentos, si se los consume sin necesidad, puede generar resistencia antibacteriana y, por lo tanto, cada vez que tengas una infección causada por una bacteria el antibiótico no va a tener efecto sobre ella.

Por eso, es importante que no le pidas a tu médico antibióticos si no te los receta, y tampoco al farmacéutico porque él no puede venderte este medicamento sin la receta.

FUENTE: A.N.M.A.T.

  • Copyright 2011 / 2017 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel