Novedades

ALERTAN QUE CADA AÑO SE REALIZAN EN LA ARGENTINA UNOS 150 MIL ABORTOS CON MEDICAMENTOS

21/05/2015 | El uso Misoprostol se extiende para esta práctica, según estimaciones extraoficiales. El fármaco, un antiinflamatorio, es recomendado para interrumpir embarazos, lo que generó un creciente mercado negro. La advertencia surgió por el caso de la adolescente asesinada en Santa Fe, que antes de morir fue obligada a consumir el fármaco.


Santa Fe y todo el país siguen conmocionado por el caso de Chiara Pérez, la adolescente que fue asesinada por su novio y enterrada en el fondo de su caso. La investigación determinó que la joven estaba embarazada de ocho semanas, y que antes de morir consumió un medicamentos utilizado para realizar abortos. Este dato puso en el centro de la escena el uso del fármaco Misoprostol, que en muchas partes del planeta se utiliza para interrumpir la gestación. Según datos que surgen de distintas fuentes, cada año en la Argentina se usa este antirreumático para realizar unos 150 mil abortos, muchos de los cuales terminan con complicaciones severas, pese a que muchas organizaciones lo difunden como seguro.

El caso de la adolescente encendió otra vez el debate sobre el uso de Misoprostol en la Argentina, un antiinflamatorio que genera espasmos en el útero y que en su presentación de 20 comprimidos cuesta unos 1.250 pesos. Según una nota publicada ayer por Diario Popular, en el país “se estima que por año se producen 500 mil abortos clandestinos, de los cuales 150 mil son farmacológicos, es decir, inducidos con estas pastillas”.

Según las disposiciones oficiales, este medicamento debe venderse bajo receta en farmacias, para tratar dolores musculares. Pero existe un fuerte mercado negro que lo comercializa para realizar aborto, a través de páginas web o mediante la entrega directa. Más allá de la discusión ética y legal, la presencia de miles de medicamentos sin control, en los barrios humildes del conurbano, para una práctica tan delicada, fue varias veces alertado por entidades farmacéuticas, que recuerdan que de esta forma no se puede garantizar el origen y calidad del tratamiento.

El año pasado, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) advirtió la oferta del fármaco en redes sociales y sitios de Internet. Mediante un comunicado, la entidad que a través del Programa de Monitoreo y Fiscalización de Publicidad y Promoción “detectó que dicho fármaco era ofrecido a la venta por medio de la red social Facebook”.

"Hoy estamos en la era del Misoprostol", afirmó el jefe de Maternidad del hospital Alvarez, Marcelo Guz al hablar de los métodos que utilizan las jóvenes. "Las jóvenes logran comprarlo de manera libre. Pero es una medicación muy delicada que hay que utilizar bajo control. En general, no surgen inconvenientes, pero puede quedar un aborto incompleto, con restos, que generen hemorragias o infecciones", explicó en su momento el médico en una nota con el diario La Nación.

En cuanto al caso de Chiara, la pericia toxicológica realizada sobre su cuerpo reveló que la joven fue forzada a tomar este tipo medicamentos. La hipótesis que trabajan los fiscales es que a Chiara la mataron en el momento en el que le iban a practicar un aborto. Por ese motivo, los investigadores buscan establecer si, efectivamente, en los momentos previos al homicidio, la joven estaba siendo sometida a un aborto en contra de su voluntad, mediante la utilización de medicamentos específicos.

En cuanto a lo judicial, el fiscal Mauricio Clavero aguarda los resultados del ADN sobre unos pelos que la joven de 14 años tenía en su puño tras ser desenterrada y que podrían ser clave para encontrar a los culpables.

  • Copyright 2011 / 2017 - Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Argentina
Diseñado por: Martin Lobato Carbel